Bufete Delgado Lamet " Asociados - Abogados y Economistas - Sevilla

Spanish English French German

Hoy era el día en el que muchos esperábamos con interés la Sentencia del Tribunal de Justicia de la UE en la cual se daría carpetazo definitivo a la retroactividad limitada que imperaba en nuestro sistema en lo relativo a la famosa “Cláusula Suelo”.

Por ponerles en antecedentes: El Tribunal Supremo dictó Sentencia el 9 de mayo de 2013 por la cual declaraba ilegal las cláusula suelo si se aplicaba a consumidores y obligaba a devolver todo lo cobrado indebidamente. Ante las dudas que suscitaba el asunto, con fecha 25 de marzo de 2015 matizó que debía devolverse lo indebidamente cobrado pero solo hasta el 9 de mayo de 2013 (la mayoría de las “cláusulas suelo” comenzaron a activarse en 2009 debido a la bajada del Euribor, el índice de referencia de la mayoría de hipotecas), por lo que han sido miles y miles de reclamaciones en las cuales o bien se ha llegado a un acuerdo entre el consumidor y la entidad bancaria o bien se ha llegado a setencia firme pero en todo caso la devolución de las cantidades siempre ha estado limitada a lo cobrado con posterioridad al 9 de mayo de 2013.

Pues bien, la Corte de Luxemburgo ha echado hoy por tierra esa la limitación y deja claro que la banca debe devolver íntegramente el dinero sin atender a fecha límite alguna (puede leer aquí la sentencia completa) por lo que es posible reclamar LA TOTALIDAD DE LO COBRADO INDEBIDAMENTE desde el inicio de la vida del préstamo, aun incluso habiendo llegado a un acuerdo con la entidad anteriormente.

Si usted tiene cláusula suelo y todavía no ha reclamado su inaplicación o incluso si ya lo hizo y llegó a un acuerdo con su entidad bancaria, póngase en contacto con nosotros en el teléfono 954 99 04 20 o bien en el email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. .

 

Estamos a su entera disposición en:

BUFETE DELGADO, LAMET & ASOCIADO

Avenida Blas Infante nº6, planta 11

http://www.bufetedelgadolamet.com

Sabido es, la cantidad de "ríos de tintas" que han dado que hablar los conflictos de los intereses con los consumidores en las hipotecas contratadas para la adquisición de viviendas, y ello como consecuencia de la crisis inmobiliaria, que provocó la ejecución de infinidad de préstamos concedidos a los españoles y extranjeros por la Banca para " libar" de la llamada burbuja inmobiliaria.

            Ante la "explosión" de las ejecuciones hipotecarias y de los desahucios que las mismas conllevaban, comenzó a desarrollarse una doctrina liderada por el Tribunal de Justicia Europeo y finalmente incorporada a nuestro ordenamiento jurídico, de protección de los adquirentes de viviendas, facilitando las oposiciones por abusividad de determinadas clausulas en los procedimientos de ejecución hipotecario. Esta modificación ha conllevado que la sumariedad que tenían las ejecuciones hipotecarias se haya perdido y que los procedimientos de ejecución de hipoteca difícilmente tarden menos de dos años en culminarse. Esta merma en la recuperación contable para las entidades financieras traerá, sin ningún género de duda, un encarecimiento del llamado "crédito territorial" que tanto ayudó a los españoles a la adquisición de su vivienda.

            Este escenario propició una corriente jurisprudencial sobre el carácter abusivo o no de las clausulas habituales en los préstamos hipotecarios (intereses de demora, vencimiento anticipado, clausulas suelo, pacto de liquidez, Euribor, y un largo etc...). Estas resoluciones son constantes y variadas, faltando una unificación que parece haberse conseguido en los casos de intereses de demora y clausulas suelo, pero no en otros temas.

            Esta pequeña nota, vamos a dedicarla al IRPH, que últimamente y "abierta la veda contra las clausulas de los prestamos de los bancos" también se está poniendo en entredicho ante los tribunales. Pero .... ¿qué es el IRPH?.

El Tribunal Supremo ha realizado una importante aclaración a la sentencia en la que declaraba nulas todas las cláusulas suelo que no cumplieran con los criterios de transparencia y ha concluido que no se restituirán las cantidades cobradas indebidamente por la inserción de esta cláusula en los contratos de préstamo hipotecario anteriores al 9 de mayo de 2013 y que tanta discrepancia estaba causando sobre el asunto entre los jueces por la disparidad de interpretaciones en las sentencias dictadas.

El Alto Tribunal ha apelado al "trastorno económico" que supondría para la banca devolver todo lo cobrado de más por las cláusulas suelo de hipotecas declaradas abusiva sentando doctrina en este sentido y declarando la irretroactividad de su decisión e insiste en que su sentencia de 9 de mayo de 2013 ya fijó doctrina "para todos aquellos supuestos en que resulte, tras su examen, el carácter abusivo de una cláusula suelo".

Los tribunales favorables a la devolución de las cantidades también se aferraban a que los casos individuales no suponían "el trastorno grave para el orden económico" que invocó hace dos años el Supremo para declarar la irretroactividad de su sentencia. A ello, el Supremo responde que "la afectación al orden público económico no nace de la suma a devolver en un singular procedimiento, que puede resultar ridícula en términos macroeconómicos, sino por la suma de los muchos miles de procedimientos tramitados y en tramitación con análogo objeto".

La sentencia establece que, cuando "se declare abusiva y, por ende, nula la denominada cláusula suelo (...), procederá la restitución al prestatario de los intereses que hubiese pagado en aplicación de dicha cláusula a partir de la fecha de publicación de la sentencia de 9 de mayo de 2013".

El Bufete Delgado, Lamet & Asociados tiene una amplia experiencia en la llevanza de procedimientos hipotecarios y de cláusulas suelo, motivo por el cual recomendamos a nuestros lectores que si creen que en su contrato de préstamo hipotecario existe una “cláusula suelo” se pongan inmediatamente en contacto con este Bufete con el fin de estudiar su caso para eliminar la cláusula suelo de su hipoteca y lo que es más importante reclamar las cantidades cobradas indebidamente desde el 9 de mayo de 2013.

Insólito. Por primera vez y por obra y gracia de una serie de factores (caída de los tipos de interés, exceso de liquidez y las medidas adoptadas por los bancos centrales) algunos préstamos hipotecarios han comenzado a dar intereses negativos, lo que en teoría significaría que es el banco de marras el que debe pagar al cliente por prestarle el dinero y no al contrario como tradicionalmente ha sucedido.

No es un hecho actualmente muy extendido pues tan solo se da para los casos en los que la divisa de referencia no es el Euro, sino el franco suizo o están vinculadas a otro tipo de interés distinto al Euribor pero ha sucedido, concretamente en algunas hipotecas comercializadas en su día por Barclays que ante el alza del Euribor en su momento se referenciaron a la moneda suiza y al Libor que cerró el pasado mes de enero en el -0,9% y que ha tenido como consecuencia que el saldo de las hipotecas esté en negativo (en un -0,36% una vez aplicado el diferencial, según informaba El Mundo el pasado 2 de marzo) por lo que en teoría la entidad debería pagarle a sus clientes (y no al revés) a lo que lógicamente se ha negado.

Si pretendes cancelar una garantía hipotecaria, eres una empresa extranjera y además acreedora de la garantía constituida, lo más correcto y adecuado a la normativa vigente es seguir el siguiente procedimiento.

Para proceder a la cancelación, según indica el Artículo 82 de la Ley Hipotecaria (Decreto de 8 de febrero de 1946), es necesario formalizar una escritura de cancelación de la garantía instada por el acreedor o un apoderado de éste.

Ahora bien, ¿qué poder es el adecuado en este caso? Sería válido cualquier documento de poder indicando el objeto del mismo (su alcance debe ser aprobado por el notario español ante el que se formalizará la escritura), redactado ante notario público extranjero (o mecanismo equivalente de legalización) y apostilllado según lo dictado en el Convenio de la Haya, por el que se regula la validez de los Documentos Públicos Extranjeros, de forma que surtan efectos en todos los países firmantes del mismo.

El Tribunal Supremo, se reafirma en su sentencia del 9 de mayo en la que dictaminó que las cláusulas de suelo que carezcan de transparencia son nulas y desestima el incidente de nulidad promovido por BBVA, Cajamar y Nova Galicia ya que asegura que únicamente la posible vulneración de los derechos fundamentales puede ser objeto de esta figura legal, algo que no ocurre en este caso, en el que considera que no se menoscabó el derecho a la tutela judicial efectiva.

A pesar de que las entidades bancarias se esmeran en garantizar la seguridad de nuestros datos bancarios a la hora de operar en internet,  la pericia de los hackers informáticos les hace burlar dichos sistemas de seguridad y hacerse con nuestros datos bancarios, lo que nos produce en ocasiones sorpresas inesperadas.  Vamos a intentar en este artículo realizar una breve serie de recomendaciones a seguir en caso de que nos encontremos en nuestra cuenta un cargo “inesperado”.

La comunicación a la entidad bancaria de turno es muy relevante en este tipo de casos  ya que una de las principales obligaciones del titular de una tarjeta de crédito en caso de que se produzca una anomalía, por tanto deberemos comunicar con la mayor brevedad posible a la entidad emisora de la misma, el error producido para que ésta tome las diligencias oportunas. Una vez comunicada la incidencia a la entidad bancaria, asumiría los daños causados antes de la comunicación con el límite de 150 €, por lo que si la cantidad objeto de disputa es mayor de 150 € la entidad bancaria tendría que responder por el cargo que le hacen en su cuenta, con la excepción de si  el titular actuara con culpa grave o dolo.

Nos hacemos eco de la sentencia de la Audiencia Provincial de Álava que ha declarado abusivos que los bancos fijen un interés de demora del 18% en préstamos con garantía hipotecaria y reduce su cuantía a 2,5 veces el interés legal del dinero al momento de firmarse el préstamo.

La parte demandada, Bankoa argumentó a favor de esos intereses del 18% diciendo que habían sido pactados libremente entre ambas partes y que no podía considerarse abusivo ya que fueron inscritos por el Registrador al inscribirse la hipoteca. Para la A.P., al tratarse de intereses moratorios suponen una sanción para la persona que está en mora. Por ello, se puede acudir al artículo 1.154 del Código Civil, que permite al juez modificar equitativamente la pena. Respecto del otro argumento de Bankoa, para el juzgador el hecho de que una cláusula sea pactada libremente entre las partes no supone que se pueda pactar una cláusula abusiva.

Home Mostrando artículos por etiqueta: Derecho Bancario

Síguenos

Contacto

 

bufete2BUFETE DELGADO LAMET & ASOCIADS
Avda. Blas Infante, 6 - 11º. 41011. Sevilla

Tfno: 954 99 04 20 | Fax: 954 99 04 21
Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Copyright © 2014 Bufete Delgado Lamet " Asociados - Abogados y Economistas - Sevilla. Todos los derechos reservados. Diseñado por JoomlArt.com. Diseño Web Sevilla. es software libre, liberado bajo la GNU General Public License.